mi dios es un ratón

Te sacaban el espinazo o escogías un disparo desde lejos. Tres chicos y yo en el agua esperando cuando les digo que opten por la bala, me tocó a mi y fue un ataque frontal.
Desde el corral de malheridos escapo como si no hubiera mañana hasta el campamento de monjas maquilladoras. Pero no era tan seguro como donde los hindúes que me dicen que es el último escalón y que su dios es un ratón.

Advertisements

Post a Comment

Required fields are marked *
*
*

%d bloggers like this: